ILUMINANDO EL CAMINO A LOS REYES MAGOS EN ELCHE

El Centro de Mayores y la Asociación de Palmereros organizan talleres para enseñar a los niños a mostrar la ruta a Sus Majestades para que entreguen los regalos

Los niños elaboran sus «atxes» en el Centro de Mayores de Elche, una tradición que pasa de abuelos a nietos.

Los niños elaboran sus «atxes» en el Centro de Mayores de Elche, una tradición que pasa de abuelos a nietos. antonio amorós
 Les «atxes» marcan el camino a los Magos

La venta y elaboración de antorchas se consolida en la ciudad tras años de repunte de esta tradición ilicitana.

Guiar a los Reyes Magos hasta las casas de miles de niños en la noche de 5 al 6 de enero no es fácil. Por eso, muchos optan por alumbrarles el camino para que los regalos no se pierdan. La venta y elaboración de «atxes» continúa su crecimiento en la ciudad. Una arraigada tradición que tuvo un paréntesis y cayó en el olvido, pero que desde hace algunos años se está recuperando entre los más pequeños. Precisamente por eso, desde el Centro de Mayores de Elche organizaron ayer uno de los talleres de elaboración de «atxes» que se organizaron en la ciudad. Y es que, en muchas ocasiones, la tradición debe pasar de abuelos a nietos, precisamente por ese paréntesis en el mantenimiento de las costumbres.

Sea como fuere, y al tratarse de una actividad abierta y no solo limitada a los vinculados al Centro de Mayores, decenas de niños pudieron fabricar sus propias «atxes», que prenderán esta noche para que, después de la Cabalgata, los Reyes Magos no se olviden de sus deseos.

Una de las entidades que ha luchado en los últimos años por recuperar esta tradición es la Asociación de Palmereros de Elche, que durante la tarde de ayer, frente a la Comisaría de la Policía Nacional, también realizó su particular taller. Así, los interesados pudieron conocer no solo la tradición vinculada al 5 de enero, sino parte del trabajo artesanal de la palmera que, durante mucho tiempo, ha sido fundamental en el cuidado y desarrollo del Palmeral ilicitano.

«Palma seca y cedazo de las palmeras son los dos únicos materiales que hacen falta para elaborar estas ‘atxes’. La palma seca actúa como mecha, y el cedazo es lo que prende y hace ese efecto antorcha», explica una de las vendedoras del mercadillo de «atxes» instalado en la Plaça de Baix. Este zoco también ha contribuido a recuperar la tradición, al darle visibilidad y poner al alcance de todos los usuarios la adquisición de las antorchas. Además, en los últimos años, otros establecimientos en los diferentes barrios se han animado a vender «atxes» entre sus productos. Pequeños quioscos en El Pla o en Carrús son un ejemplo de cómo la tradición se ha ido expandiendo desde el Camp d’Elx y el centro de la ciudad, donde aún perduraba, hasta otras zonas del núcleo urbano.

Los niños y niñas de la ciudad comenzarán a encender sus atxes durante la tarde de hoy, para atraer la atención y guiar a los Reyes Magos de Oriente. Y es que toda ayuda es poco para que, mañana, todos puedan disfrutar con ilusión de todos los regalos recibidos y que durante tanto tiempo llevan esperando por parte de Sus Majestades de Oriente: Melchor, Gaspar y Baltasar.

Fuente de la noticia

Emisora independiente, predominantemente musical. A través del 95.8 FM para Elche, Santa Pola, Crevillente, Vega Baja y Medio Vinalopó. Por Internet para todo el mundo.

http://arterlive.com/ retransmisión de eventos